Exigen conocer los resultados de las auditorias aplicadas a la S-7

*Después del congreso seccional, nadie se acuerda de finanzas.

Silvano Bautista Ibarias.

Dicen que después de la tempestad viene la calma, después del show que presentaron los integrantes del “Bloque Democrático” de la sección 7, donde nombraron como su líder a Pedro Gómez Bahamaca a quien consideran un  Mesías,

Por un lado se hacen de los olvidados de tema de las finanzas de la sección, nadie habla de la auditoría,  de los 765 mil pesos que mensualmente les depositaban a las arcas del sindicato no se sabe nada, según los mentores desde el periodo de Rosendo Galíndez Martínez no han rendido cuentas claras de que se ha hecho con todos esos milloncitos de pesos.

Informan algunos representantes que antes de la llegada de Adelfo Alejandro a la Secretaría General, los famosos charros hicieron depósito de varios millones de pesos a una cuenta para el pago de participación sindical a los cientos de secretarios generales delegacionales del bloque “democrático” que desde el 2008 y hasta el 2013 de se les adeudaba.

Sin embargo, en el marco del congreso seccional extraordinario muchos se olvidaron de exigir se les entregará ese apoyo y hasta el final de su mandato nunca fue entregado, algunos maestros creen que aún ese recurso está en las cuentas de algunos de los miembros del anterior Comité Ejecutivo Seccional que encabezó Adelfo Alejandro Gómez y que han servido para la compra de algunas propiedades que los mismos maestros han denunciado.

El argumento de los líderes sindicales siempre fue de que el anterior secretario de finanzas Gilberto Zavala miembro de la alianza institucional  (charros) nunca les hizo entrega, aquí cabe decir porque no se exigió una auditoría? ¿por qué no se exige la devolución de ese recurso?, O fue parte del compromiso asumido por ambas partes para que el Congreso fuera a modo y bajo los intereses de Gómez Bahamaca.

Ahora bien, señalan tampoco existe una información real de todos los recursos que diversas autoridades hicieron llegar a la estructura del sindicato a través de las negociaciones para el levantamiento de los movimientos de gran envergadura  que se llevaron a cabo en el 2013 y 2016.

Según sus propios informes, el Gobierno Federal entregó 500 millones de pesos para que junto a INIFECH llevaran a cabo las construcciones de aulas y mantenimiento de la infraestructura escolar del Estado; uniformes  escolares  y calzado para los alumnos (pactados para que fueran verdes y así realzar la imagen del Gobierno del Estado); pago de energía eléctrica de las escuelas,  los más de 50 millones para la remodelación de su edificio sindical; el lote vehicular, los 20 millones para la construcción de un edificio para su famoso proyecto de educación alternativa y demás dádivas que los gobiernos federal y estatal entregaron a sus líderes para el levantamiento de sus plantones. 

Aparte de eso no existe un informe de las entradas y salidas de los recursos de los hoteles del sindicato, ni de los intereses que las empresas otorgan al sindicato para hacer negocio con los mentores (ETESA, Crediland, grupo cultural de Chiapas,  condinero, etc.)  ¿a dónde han ido a parar todos esos recursos?. 

Finalmente las bases magisteriales señalan que si todo esto es cierto y no dan una explicación real a las bases, estaría surgiendo una nueva camada de maestros charros con un lenguaje democrático, al estilo Elba Esther Gordillo Morales, aunque por la forma en que se dio esta elección llena de corrupción y compra de votos se puede decir que son charros con la diferencia de que estos agitan  y movilizan a sus borregos para seguir acumulando riquezas.